La importancia de la pintura

Los recubrimientos hacen mucho por nosotros

Los recubrimientos protegen nuestro mundo y el medioambiente

Los recubrimientos protegen las construcciones creadas por el ser humano contra la corrosión. Sin ellos, nuestros edificios, infraestructuras y equipos se oxidarían y derrumbarían. Tendríamos que sustituir todo rápidamente y supondría un coste inmenso para el medioambiente y los recursos terrestres.

Pero los recubrimientos también protegen al medioambiente de otras formas. Por ejemplo sin los productos hidrodinámicos para la obra viva, las embarcaciones necesitarían más combustible para navegar y la industria naviera emitiría a la atmósfera 70 millones de toneladas adicionales de CO2 al año.

Los recubrimientos ahorran a la economía miles de millones de dólares cada año.

Según el estudio de impacto realizado por NACE International, se estima que la corrosión cuesta unos 2,5 mil millones USD cada año a la economía mundial. Esta cantidad corresponde aproximadamente al 3,4 % del PIB (producto interior bruto) mundial. El estudio también demuestra que la implementación de unas buenas prácticas de prevención frente a la corrosión (incluido un uso mejor de los recubrimientos) ahorraría de 375 a 875 mil millones USD a nivel mundial.

Los colores nos hacen sentir mejor

El ser humano necesita la belleza. El color y variedad de los recubrimientos hacen que nuestro mundo sea un lugar más bonito. También mejoran nuestro estado de ánimo. Una composición cromática especial en las escuelas, por ejemplo, ayuda a los estudiantes a mejorar la concentración, mientras que seleccionar cuidadosamente ciertos colores en los hospitales ayuda a mantener sensaciones positivas.

Los recubrimientos protegen la vida de las personas

Al mantener en buenas condiciones las estructuras y los equipos, los recubrimientos ayudan a garantizar el uso seguro de infraestructuras, edificios y equipos y, posiblemente, evitan numerosos accidentes cada año. Pero, debajo de la superficie, ocurren muchas más cosas.

Muchos de los edificios modernos utilizan recubrimientos con protección pasiva contra el fuego, por ejemplo. ¿Por qué? Porque estos recubrimientos aíslan el acero estructural del calor extremo. Como resultado, los edificios pueden permanecer en pie hasta dos horas más durante un incendio, lo que concede un tiempo adicional muy valioso para intervenir de urgencia y evacuar.

Explorar más

Consulte nuestra página de empleo
Descubra nuestro compromiso con la sostenibilidad

Sumérjase en nuestro mundo

Folleto sobre la empresa
Informe anual de 2020
LOADING